Por qué al The Clinic no le salen los chistes

22813_635943986541523_6886663420580167723_nParto diciendo que esta idea no es mía, se la estoy robando a las comediantes Alicia Murillo y Malena Pichot, pero se aplica tan bien al caso del Clinic que me gustaría que la conocieran todxs.

La cosa es así:

Si una persona usa su posición de privilegio en la sociedad para hacer chistes sobre grupos oprimidos, solo está reforzando el privilegio y la opresión, por lo que no resulta gracioso sino violento, tonto, fome.

O en otras palabras:

El hombre blanco no puede reírse de nadie más que de sí mismo, porque es el culpable de todo. (*1)

Por eso al The Clinic le sale tan mal y forzado su parada de “firmes junto al pueblo”, y por eso sus chistes sobre maracas no son más que el machismo rancio y fome de siempre.

Solo un gay puede usar la palabra “maricón” y no sonar ofensivo, solo un pobre puede reírse de los pobres y causar gracia, solo una mujer puede hacer chistes con la palabra “maraca” y provocar risa.

El humor tiene que ser hacia dentro y hacia arriba, todo lo demás no es humor negro, sino BLANCO (*2), blanco de hombre blanco y de clase alta, blanco de dueño del The Clinic.

(*1 y *2) Frases robadas casi en forma textual a las grandes Pichot y Murillo, respectivamente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s